ARTÍCULO: Zona de tolerancia en Chihuahua podría desaparecer; migran sexoservidoras a redes sociales y a otras ciudades

Artículos

Por: Isabel Domínguez 

Chihuahua, Chih.- La zona de tolerancia de la ciudad de Chihuahua podría desaparecer en unos cuantos años, pues ahora las sexoservidoras prefieren otorgar sus servicios por medio de las redes sociales, lo anterior lo informó el titular de la Dirección de Gobernación Municipal del Ayuntamiento de Chihuahua, Isaac Díaz Gurrola. 

A pesar de que se han tenido ya en varias ocasiones platicas con las mujeres y hombres que se dedican a esto, no han llegado a un acuerdo para reubicarlas en otro punto de la ciudad, debido al giro que dio esta zona después de haber sido inaugurada la Ciudad Judicial. 

El funcionario municipal específico que de las 300 sexoservidoras que tenían en el padrón, en la actualidad solo tienen menos de la mitad, y el que migre a las redes sociales complica su trabajo, ya que no pueden tener regulación sanitaria. 

En este sentido explicó que a todas las que ofrecen sus servicios en la zona de tolerancia se les pide realizar exámenes clínicos, con el fin de garantizar su salud y la salud de las personas que atienden a los servicios de ellas. 

Pero al ser cuestionada una sexoservidora sobre el tema, reconoció que ha disminuido considerablemente el número de las mujeres que trabajan ahí, pero no porque se estén ofertando precisamente en Facebook, sino porque se van a trabajar a otras ciudades como Delicias, Juárez, Ojinaga, Torreón y Mexicali principalmente. 

Lo anterior dijo debido a que no tienen ya trabajo porque quitaron un gran número de bares en la zona de tolerancia, teniendo ganancias en la actualidad de hasta 300 pesos diarios, siendo que antes cuando había bares ganaban hasta 1500 pesos en un día. 

También comentó sólo trabajan sobre la doblado aproximadamente 30 mujeres, esto derivado de que cada 8 días deben realizarse exámenes vaginales y cada 6 meses estudios de sangre, mismos que deben ser costeados por ellas mismas, generándoles un gasto extra de 250 a 300 pesos. 

Asimismo, denuncio que hay muchas “chicas” clandestinas que no pasan registro de sanidad, las cuales dijo son las peligrosas y siempre están en la Plaza Merino o enfrente de la Catedral ofreciendo sus servicios.

También te puede interesar: