ARTÍCULO: Casi nadie gana el mínimo en las maquilas y ni así alcanza

Artículos

Por: Dalia Pineda 

Chihuahua, Chih.- Pese a que líderes empresariales y los titulares de las secretarías del trabajo insisten que en Chihuahua casi nadie gana el salario mínimo, las familias cuyos ingresos provienen de la maquila, enfrentan fuertes problemas económicos ya que los salarios no resultan suficientes para cubrir los gastos de alimentación, servicios, transporte, educación, ropa y diversión con un sueldo de mil pesos con todo y prestaciones, por 48 horas de trabajo a la semana.

Ante ello el presidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra), Francisco Santini, dijo que cuando se retoma el tema del salario, se tiene que tomar en cuenta la integración real del dinero que se llevan los trabajadores a la bolsa, pues explicó que en esto no se cuentan otros apoyos que también representan un gasto a las maquiladoras.

“Hay salarios muy mínimos y es en algo que hay que trabajar, también hay que informar bien cuál es la integración real del salario, muchas personas cuentan los 80 o 100 pesos que reciben y guardan en su bolsa, pero hay que recordar que también tienen dos alimentos diarios en la planta y que pueden tener transporte y otras serie de bonos que no los contabilizan”, expresó.

Jorge Carrillo investigador del Colegio de la Frontera Norte en su estudio Empleo y Relaciones Laborales de las Maquiladoras de México, estima que en 1980, la generalización de algunas prestaciones, entre ellas la comida, fueron producto de los contratos colectivos que lograron líderes sindicales con los trabajadores.

Aun cuando el tema de la comida no se encuentra dentro de la Ley Federal del Trabajo, la Ley reconoce los contratos colectivos y los acuerdos que de ella emanen, mismos que son replicados por los grupos sindicales en todas las empresas de este rubro, por lo que el tema de la comida no forma parte de la buena voluntad del patrón sino de dichos contratos, señala el estudio.

Aunque el empresario reconoció que esta no es justificación para tener sueldos bajos, dijo que se debe trabajar por tener mejores salarios, pero consideró que esto debe ser de acuerdo a la oferta y demanda de las empresas.

Ante la iniciativa que diputados federales presentaron para fijar a 95 pesos el salario mínimo de un trabajador con base a la canasta básica, el presidente consideró que esta iniciativa es afable pero no se puede decretar un salario mínimo de esa magnitud pues todo depende de la oferta y demanda laboral, además las empresas no tendrían la capacidad de cubrir dicho costo a pesar de la alta producción.

“Si se hace por decreto no funcionará y se tiene que hacer con base a la competitividad de los trabajadores y si se lo merecen se tiene que hacer”, expresó.

 


Sin oportunidad de mirar a otros lados

De lunes a viernes de 3:30 de la tarde a las 11:45 de la noche, María trabaja en una maquiladora de Juárez que se dedica a la manufactura de sábanas de hospital y otros artículos que son enviados a diversas partes del mundo.

Por su trabajo de 40 horas a la semana gana 944.58 pesos y 70.10 más correspondientes al bono de asistencia, 94 pesos más del bono de puntualidad, además está pagando una vivienda y le descuentan 268 pesos por semana, pero este descuento se suma al pago del IMSS, del ahorro y el afore, por lo que aún con 12 horas extras recibe a la semana apenas y 954 pesos.

María no se casó y el único hijo que tiene no vive con ella, sus días se van entre maquiladora y los quehaceres de la casa, además a pesar de vivir sola y no tener dependientes económicos, asegura que el sueldo no le alcanza pero se ve imposibilitada a tener otro ingreso.

“Si nos quedamos sin tiempo extra muchos meses y estamos aprovechando la temporada, tenemos dos meses apenas con tiempo extra pero el resto del año no teníamos nada, la única forma donde yo podía vender algo era en la maquila pero no nos dejan meter nada para vender y todo eso nos bloquea, por eso estoy así, no puedo hacer ningún movimiento y en la casa no puedo hacer nada porque se me llega la hora de trabajar y no se puede”, expresó.

Desde 1985 María comenzó a trabajar en la industria maquiladora, desde aquellos años ha pasado por varias empresas y asegura que los cambios han sido pocos, pues a pesar de que se prometen mejores sueldos y condiciones laborales esta promesa sólo se cumple en forma de bono durante los primeros 60 días en los que el trabajador se une a la empresa.

Aunque dijo que muchas maquilas han abierto sus puertas, no todos los trabajadores tienen oportunidad de cambiarse de lugar debido a que muchos de ellos son personas mayores de 50 años que ya no son contratados tan fácilmente, por lo que en ocasiones prefieren completar el tiempo necesario para pensionarse.


Miedo a la pensión

Resulta que al cumplir los 60 años de edad, puede solicitar su pensión, sin embargo, la mayoría teme quedarse sin dinero suficiente porque la percepción del sueldo mensual será menor a lo que ganaban en las empresas.

“Me faltan dos años nada más, pero viendo la situación como está, como estoy pagando casa lo que me van a dar no me alcanzará, solamente que si me pensiono y pueda hacer algo”, expresó.

A dos años de su jubilación y después de tantos años laborando para diversas empresas, señala que las condiciones de vida en la frontera son diferentes pero los trabajadores no han mejorado su sueldo.

 


Chihuahua no está en posibilidad de exigir

A pesar de las fuertes inversiones que el gobierno del estado y los municipios de Juárez y Chihuahua realizan cada año para poder atender los temas de servicios públicos, empresarios afirman que el estado está sujeto a la decisión de las empresas, por lo que no se puede condicionar la instalación de las empresas a costa de mano de obra mejor pagada.

Francisco Santini señaló que estados como Chihuahua no pueden rechazar las inversiones extranjeras y esperar a conseguir mejores sueldos, ya que esto generaría que las industrias se fueran a otros estados.

"Realmente aquí lo que se trata es de un libre mercado global y la mano de obra es muy importante para decidir si vienen o no, realmente no es que se rechacen, yo creo no hay forma de rechazar una empresa, más bien la empresa evalúa si es conveniente instalarse o no y todavía estamos en un tema donde lamentablemente la mano de obra barata sigue siendo atracción para las inversiones”, expresó.

 


No tengo conocimiento de que empresas paguen el mínimo: Delegado

El Delegado del Trabajo en Chihuahua, Cutberto Medina, informó que no tiene conocimiento de que alguna empresa en el estado esté pagando 70.10 pesos a sus empleados por día, pero reconoció que hay casos en los que los trabajadores ganan 10 pesos más del mínimo y esto también representa un problema.

“El fenómeno de Juárez es que algunas empresas no han logrado nivelar el sueldo sobre todo operativo y los ingresos son regulares o buenos en algunos casos, si sumamos las prestaciones entre una empresa y otra hay diferencias”, expresó.

Afirmó que una vez desvinculado el salario se tiene la oportunidad de incorporar al tema de la oportunidad, y tener un salario digno, pero también coincidió en la necesidad de que las empresas puedan subir el sueldo al mejorar la mano de obra.

 


Retos son de todos pero sólo trabajadores recienten malas condiciones laborales

Tan sólo este 2015 de acuerdo a cifras emitidas por la firma especializada en contratación de empleados “OCC Mundial”, se espera que el estado de Chihuahua gradúe 40 mil profesionistas altamente calificados, pero a la fecha no hay sitios en donde se puedan integrar a trabajar.

El Secretario del Trabajo y Previsión Social Fidel Pérez Romero, señaló que 98 mil profesionistas han sido detectados en búsqueda de trabajo, pero esto no significa que no tengan un empleo, pero no están trabajando en lo que estudiaron o buscan mejorar sus ingresos económicos.

En este sentido, dijo que el estado de Chihuahua captará empresas nuevas, con oportunidades de crecimiento, sin embargo, los salarios son bajos y no cumplen con las expectativas de un técnico y mucho menos de un ingeniero con alta preparación.

Mientras que la respuesta de los funcionarios ante la desigualdad de salarios con respecto al trabajo ejercido y a la preparación, es que la responsabilidad es de todos, no se ha dicho cuál es el trabajo que se debe hacer necesariamente para elevar los sueldos.

Hasta hace cinco años, de acuerdo a reportes periodísticos se informó que la mano de obra barata en México se debía al bajo nivel académico, sin embargo, el incremento de especialistas tampoco ha generado un aumento en los salarios.

Ante ello, Pérez Romero, dijo que desde la Secretaría se hace lo posible al mantener la paz laboral y los temas de conciliación, a fin de que los conflictos entre trabajadores y patrones tengan un desenlace ordenado y esto de una buena imagen para que más inversionistas fijen sus ojos en Chihuahua.

“Tenemos que ponernos a trabajar todos y seguir la política que traza el gobernador del estado, tener técnicos especializados en ramas de la industria y tener el despegue económico y la instalación de mejores empresas donde se page mejor, lo que estamos haciendo es que la paz laboral perdure para la atracción de empresas, la seguridad jurídica es un gran paso para la atracción”, expresó.

También te puede interesar: