ARTÍCULO: Viacrucis; una tradición milenaria que cobró vida en las calles de Chihuahua

Artículos

Por: Dalia Pineda

Chihuahua, Chih.- Con una preparación de más de un mes, decenas de jóvenes llevaron a cabo la Pasión de Cristo en el templo San Rafael de la ciudad de Chihuahua, tradición que año con año es acompañada por grupos juveniles y fervientes religiosos. 

Los fuertes rayos del sol y las altas temperaturas registradas poco después del mediodía de este viernes 25 de marzo, no se impusieron a la fe y la devoción de los jóvenes que conformaron la cadena de oración, así como de los actores que dieron vida al camino que siguió Jesús cuando fue condenado a muerte por el pueblo romano al estar en contra de su creencia. 

Oscar Camargo Caudillo de 31 años de edad, interpretó a Cristo durante el breve recorrido que fue marcado para representar las tres caídas, así como a las 13 estaciones que pasó Jesús desde que arrancó el camino cargando una pesada cruz de madera, hasta el momento en que después de muerto yace en brazos de su madre María.

Al igual que en sus siete representaciones anteriores, Oscar tuvo una preparación espiritual y emocional para representar a Cristo, pues su misión en cada viacrucis ha sido para llevar el evangelio a quienes acudan a verlo, además de sentir en carne propia el amor y la misericordia. 

En San Rafael, la narración del viacrucis es llevada por el Padre Carlos Pérez, quien aprovecha la historia de la Pasión de Cristo para convocar a los feligreses que se dan cita a esta representación teatral, para que reflexionen sobre los problemas en el mundo contemporáneo, como son la violencia, el problema de los migrantes, los problemas de los campesinos y la desintegración familiar.

El Padre recordó que el recorrido de Jesús desde que es condenado hasta la resurrección, se conforma de 15 estaciones, pues dijo que primero fue condenado por el pueblo romano y es cargado con una cruz en la que se llevará a cabo su sacrificio, misma que es cargada durante un largo camino en el que se reflexiona la vida del hombre sobre la tierra y su enfrentamiento ante los pecados, su debilidad en el mundo y enfrentar su destino. 

“Contemplemos en Jesús a todos aquellos que en este mundo cargan una cruz que es consecuencia del pecado de todos, la guerra, la violencia, la inseguridad pública, la desintegración familiar, los vicios, la corrupción, la discriminación de la mujer, la pobreza extrema de millones de personas y la marginación de indígenas, campesinos, todo ese peso va cargando Jesús sobre su espalda y lo hace por amor a la humanidad y especialmente a los más pobres”, señaló. 

La historia narra que durante el recorrido, el condenado cae en tres ocasiones por el cansancio y el peso de la cruz, pero en el trayecto a pesar del castigo de sus verdugos logra encontrarse con su madre María quien consuela y da fortaleza a su hijo, así como Verónica quien le limpia el rostro con sus lágrimas y las personas que le ayudan a cargar la cruz, situación que dijo, se asemeja a la labor de quienes ayudan a otras personas a enfrentar sus problemas.

Una vez que Jesús llega a la zona en donde será sacrificado, lo despojan de su ropa y lo clavan en la cruz, lo levantan y tras durar varias horas, muere, su madre lo toma en sus brazos y posteriormente es sepultado, sin embargo, resucita porque su sacrificio se hizo en honor a la humanidad. 

El Padre, al igual que los que se dieron cita, reflexionaron en silencio mientras que el cortejo avanzaba hasta llegar al cerro en donde culminó el recorrido, mismo en donde decenas de familias ya esperaban la llegada de Cristo. 

En este sentido, dijo que durante la cuaresma que da fin el domingo de resurrección, debe persistir un sacrificio espiritual, el perdón y sobre todo preparar el espíritu para celebrar la Pascua que es el ascenso de Cristo hacia el cielo después del sábado de gloria.

 


Chihuahuenses preservan tradición religiosa

Aunque muchas familias utilizan los días feriados de la Semana Santa para convivir en familia, salir de día de campo o simplemente descansar en casa, miles de chihuahuenses celebran y llevan a cabo los rituales y ceremonias que conforman la “Semana Mayor”.

El Padre Fernando Legarreta, señaló que desde el jueves santo, se incrementa la afluencia en las diversas iglesias de la entidad pues mucha gente espera la ceremonia del lavado de pies para refrendar su fe en la religión al acudir a los recintos religiosos.

Algunas iglesias también representan la última cena, misma que es esperada por los fervientes religiosos, ya que en esta ceremonia quedaron instauradas las estructuras de la iglesia católica que siguen preservándose hasta la actualidad.

“Una vez que convocó a sus discípulos en la cena, toda la noche estuvo en oración y en vela, llorando porque llegaría el momento culmen de la entrega de su vida en el que derramaría la sangre sobre la cruz para salvarnos”, expresó.

Además, queda todo listo para la representación del viacrucis, que consiste en el recorrido final que Jesús realizó como sacrificio por la humanidad y algunas iglesias lo recuerdan con una representación viviente.

“Todo el recorrido no es otra cosa más que la consumación de la resurrección de Cristo y del por qué vino a la humanidad para salvarnos”, señaló.

Otras de las tradiciones que se llevan a cabo ese mismo viernes, es la reunión en las iglesias en punto de las 3:00 de la tarde, donde se adora la cruz en la que fue crucificado Jesús, misma que se lleva a cabo con la celebración de la palabra pues debe persistir el luto.

“En este día no se celebra la misa, ni si quiera el Papa la puede celebrar y consiste en la liturgia de la palabra, donde se escucha el relato y la adoración de la cruz”, señaló.

Durante la noche, algunas iglesias celebran otra reunión en donde se reza y se congrega el pueblo para llevar a cabo el pésame a María, algunos deudos, acuden para recibir el pésame y encontrar un consuelo en la resignación de la forma en la que María lo hizo.

Mientras que el sábado se lleva a cabo el encendido del Cirio Pascual, para iluminar el camino de Jesús al cielo, y finalmente el domingo se conmemora la Pascua que recuerda la resurrección de Cristo.




También te puede interesar: