ARTÍCULO: Reforma Electoral… PAN con lo mismo

Artículos

Por: Homero Navarro

Chihuahua, Chih.- Las elecciones federales de México en el 2018 serán sin duda las más grandes, competidas y complejas de la historia reciente, en las que está en juego la vida democrática, seguridad y sistema económico del país.

¿Que está en Juego?

El Proceso Electoral Federal, se llevará a cabo el 1 de julio de 2018 y en ellas se renovarán los siguientes cargos de elección popular a nivel federal:

Presidente de la República.- Que será electo por única ocasión para un periodo de 5 años y diez meses (similar a lo que sucede actualmente en Chihuahua), sin posibilidad de reelección; el periodo inicia el 1 de diciembre y culmina el 30 de septiembre del 2024.

128 senadores.- Que integrarán la cámara alta del Congreso de la Unión, tres por cada estado de la República (dos correspondientes a la mayoría relativa y uno otorgado a la primera minoría), electos de manera directa y 32 por una lista nacional para un periodo de seis años que comenzará el 1 de septiembre de 2018.

500 Diputados federales.- Que integrarán la cámara baja del Congreso de la Unión, 300 elegidos por mayoría simple en cada uno de los distritos electorales en los que se divide el país; los 200 restantes son elegidos mediante el principio de representación proporcional al ser votados en listas en cada una de las cinco circunscripciones electorales, todos ellos electos para un periodo de tres años. Constituirán, a partir del 1 de agosto del 2018, la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión de México.

9 Gubernaturas.- Chiapas, CDMX, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Así mismo se votará para elegir diputados locales, alcaldes, síndicos y regidores en las entidades correspondientes.

Lo que en un gran total son 3326 cargos de elección popular.

 

En Chihuahua

9 diputados federales.

22 diputados locales elegidos por el principio de mayoría relativa y 11 por el de representación proporcional.

67 ayuntamientos, incluyendo síndicos y regidores.

Estos puestos de elección popular serán competidos por los 9 partidos políticos que existen en la entidad (PAN, PRI, PRD, PANAL, PVEM, PT, Morena, Movimiento Ciudadano y PES), sin considerar las posibles coaliciones que se pudieran concretar y el número de candidatos independientes que se lleguen a registrar.

 

La simulación y el discurso

A nueve meses del cambio de partido en el poder, los chihuahuenses volverán a participar en una elección donde habrá nuevas reglas para elegir a sus representantes populares.

Para ello los integrantes de la Sexagésima Quinta Legislatura el pasado 14 de febrero del presente año, con el propósito de regular el proceso electoral que se avecina, anunciaron la realización de Mesas Técnicas y Foros de trabajo a fin de reformar la Ley Electoral del Estado.

De entrada aseguraron que la reforma tiene como objetivos principales:

• Regular la figura de la reelección.

• Adecuar el modelo constitucional general de los órganos electorales locales a la luz del nuevo gobierno nacional.

• Revisar los tiempos y mapas del proceso electoral para privilegiar su concentración.

• Complementar el marco normativo que rige las candidaturas independientes, ya que al ser una figura de reciente creación requiere una profunda revisión.

• Revisar el modelo de financiamiento público de los partidos políticos y de los candidatos independientes.

• Estudiar el actual modelo de conformación de los ayuntamientos.

• Estudiar las fortalezas y debilidades de las normas electorales de la constitución y las leyes locales en la materia para fortalecer la calidad de la democracia y participación ciudadana.

Los trabajos recayeron en la Comisión Unida Segunda y Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales, integradas por los diputados:

                    Cristal Tovar, del PRD.

                    María Isela Torres, del PRI.

                    Migue La Torre, del PAN.

                    Rubén Aguilar Jiménez, del PT.

                    Francisco Javier Malaxecheverria, del PAN.

·         Citlallic Guadalupe Portillo, del PAN.

·         Rene Frías Bencomo, del PNA.

·         Alejandro Gloria, del PVEM.

·         Laura Marín del PAN.

Con base en lo anterior será el próximo 6 de junio cuando inicien los trabajos para la reforma electoral del Estado, la Comisión Unida Segunda y Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales, que quedaron presidida por la diputada Crystal Tovar Aragón y Citlalic Portillo, en calidad de secretaria.

Dentro del anuncio de los trabajos los legisladores señalaron que buscarán aprobar la iniciativa a finales del mes de julio por lo que acordaron la realización de los foros de consulta ciudadana en las siguientes fechas:

- Lunes 12 de junio a las 12:00 horas, en Chihuahua, se instaló la Mesa Técnica de análisis y posterior a dicho acto, inició el Primer Foro.

- Miércoles 14 de junio en ciudad Cuauhtémoc.

- Viernes 16 de junio, Ciudad Juárez.

- Lunes 19 de junio, ciudad Delicias.

- Miércoles 21 de junio, en Nuevo Casas Grandes, y por último.

- El viernes 23 de junio en Hidalgo del Parral.

Cabe señalar que la Mesa Técnica es el órgano encargado de analizar, tanto las iniciativas ya presentadas por diferentes legisladores, así como las propuestas emanadas de los foros de consulta,  posteriormente el resultado de todo este trabajo “socializado” con los ciudadanos, será dictaminado en el interior de las Comisiones Unidas para presentarlo ante el Pleno Legislativo para su votación.

La fecha límite que tiene el Poder Legislativo para realizar las adecuaciones necesarias, es el día último de agosto del presente año, tomando en cuenta que de realizarse una reforma Constitucional, ésta debe ser enviada a los ayuntamientos que conforman esta Entidad Federativa para su anuencia.

 

La realidad

Al agotarse los plazos para tener listos los resultados del estudio y análisis de las propuestas recibidas por parte de la ciudadanía y los legisladores para llevar acabo la tan esperada reforma electoral, los diferentes actores políticos comenzaron a rasgarse las vestiduras en torno a los temas que no benefician a sus intereses personales ni de grupo, mucho menos la permanencia como partidos políticos.

Lo más lamentable es que desecharon todas aquellas propuestas que la ciudadanía esperaba que fueran incluidas para cambiar la realidad de la política local, ya que temas como la revocación de mandato, el umbral de votación para que los partidos políticos mantengan sus registros, sin votos no hay dinero, la reducción del número de diputados, la reducción de sueldos de los legisladores, el desafuero, entre otras, no fueron consideradas bajo justificaciones sin fundamento.

La atención de los diputados locales se centra principalmente en la reelección de los actuales representantes populares (Presidente municipal, legisladores locales, regidores y síndicos), sin considerar la separación del cargo para competir, eliminar la transferencia de votos, obstaculizar la figura de los candidatos independientes y las coaliciones; de último momento llegó la propuesta del ejecutivo estatal de la famosa “segunda vuelta” y “elecciones primarias”; figuras que de llegar a aprobarse representarían un gasto ostentoso e innecesario que en nada beneficia a la sociedad, solo al partido en el poder.

En el caso del Congreso del Estado, la mayoría de los diputados se muestran ansiosos por buscar la reelección sin importar que tan productivos hayan sido en su labor legislativa. En los ayuntamientos de Chihuahua, Juárez e Hidalgo del Parral, estos dos últimos de extracción independiente, y muchos otros, hacen lo mismo por contender de nueva cuenta en la próxima elección.

 

Negociaciones

Hacia el interior del Congreso, la pugna de todos contra todos está a la orden del día, sin el menor recato de pertenecer a un mismo partido político, buscando y esperando la oportunidad para vender su apoyo y así garantizar sus franquicias políticas (PT, PVEM, PRD)

Los integrantes del Partido Acción Nacional se empeñan en señalar que no hay problema alguno de que los legisladores continúen en el cargo para ir en busca de la reelección.

El Coordinador de la Fracción blanquiazul Jesús Villarreal, aseguró que los Presidentes municipales y síndicos serían los únicos que deberían solicitar la separación del cargo y no así los diputados locales.

“Los Presidentes municipales y los síndicos tienen mando en cuanto al uso de recursos y de personal por ello tiene que verse necesaria su separación, no así los diputados locales, estos estarían condicionados a que si quieren separarse o no, ya que no manejan recursos”.

Sin embargo de aprobarse esta reforma, además de ser discriminatoria al aprobar que unos se separen y otros no, la medida otorgaría ventaja en muchos rubros en cuanto a sus contrincantes.

Ante lo anterior el PRI hizo pública su postura y definió tres puntos clave para dicha reforma.

·         La separación del cargo para competir en todos los casos.

·         Separación del cargo y Recolección de firmas de los candidatos independientes.

·         La no transferencia de votos.

El PRD, en voz de Crystal Tovar, evitó profundizar pero dejando en claro que buscará la figura de la coalición.

El PNAL se convirtió en el vocero del Ejecutivo estatal al anunciar públicamente la propuesta de la segunda vuelta.

El PES en voz del diputado Israel Fierro se ha proclamado por que le aprueben la figura del referéndum y con ello estaría a favor de aprobar el dictamen.

Morena se manifestó en contra de todas propuestas que se están debatiendo por considerar que únicamente son para beneficiar a los partidos y no a los ciudadanos.

Movimiento Ciudadano, PT y El PVEM no han asumido una postura concreta al respecto solo se ha conformado a decir que se encuentra en estudio de las propuestas de reforma y que aún no tiene una respuesta.

En síntesis, el lunes 14 de agosto los integrantes de la diputación permanente llamarán a sesión extraordinaria para consumar los acuerdos y las negociaciones que al parecer hizo cada partido político en lo oscurito para obtener beneficios de la Reforma Electoral, dejando de lado y en total abandono la esperanza de los ciudadanos de que sus “representantes” cumplan sus promesas de crear un marco legal que llene sus expectativas o ¿Acaso le cumplirán y cambiarán el discurso rancio y ambiguo por acciones en beneficio de la sociedad?

 

“La Segunda Vuelta y elecciones primarias”

Con las propuestas de la “segunda vuelta y elecciones primarias”, el gobernador Corral busca, bajo el manto de la democracia, encubrir o maquillar el decadente sistema político del que es parte.

De aprobarse las elecciones primarias el costo de las elecciones se duplicaría y aumentaría el de por sí descontento del electorado, ya que de aplicarse esta medida, los partidos políticos propondrían, en primer instancia, varias ternas de aspirantes a candidaturas antes de entrar a las campañas oficiales.

Con la segunda vuelta pretenden legitimar con un puñado de votos al candidato menos malo, es decir los ciudadanos cada vez participan menos en cada elección. Al grado tal que no llegan al 50  por ciento del padrón de electores y con esa cantidad buscan generar otra elección para simular que la elección fue muy reñida o competida cuando en realidad no lo fue.

 

Elecciones primarias 

Las elecciones primarias son procedimientos internos utilizados por los partidos políticos para seleccionar a los candidatos que los representarán en una elección general. La forma en que estas elecciones internas se celebran depende del marco legal, de las reglas internas de los partidos y de las prácticas informales vigentes.

Las elecciones primarias son un ejemplo de procesos de selección con un alto nivel de participación en donde los afiliados ordinarios (y en algunos casos incluso los electores en general) controlan el proceso.

 

Tipos de elecciones primarias

Existen tres modalidades básicas de elecciones primarias: por congreso o convención, de afiliados y abiertas.

La elección por convención es un mecanismo interno muy común en el que la elección se lleva a cabo en una reunión partidista, a menudo llamada congreso o convención (o caucus en el mundo sajón).  Algunos partidos permiten que todos sus afiliados participen y voten en la reunión, mientras que otros limitan la presencia a delegados de ciertas estructuras o subunidades del partido. Las ventajas de este sistema es que le permite a los participantes debatir y pactar compromisos antes de que se realice la elección, a las distintas estructuras del partido se les reconoce un peso mayor que en otro sistema y, en general, este sistema fortalece el rol de la organización partidista vis a vis los candidatos en lo individual. Entre sus desventajas se encuentran la posibilidad de que haya participantes poco representativos, riesgos de manipulación y la falta de distribución del poder dentro del partido. En algunas ocasiones la votación en las convenciones partidistas se realiza por aclamación o por otros métodos que no garantizan la secrecía del voto, por lo que se puede vulnerar el proceso democrático.

A las elecciones en las que sólo participan los afiliados o militantes del partido suele llamárseles también primarias “cerradas”, toda vez que no permiten la participación de nadie que no pertenezca al partido. En ocasiones este tipo de elecciones son organizadas por el organismo electoral, pero también pueden ser organizadas internamente por el propio partido. Entre las ventajas de este sistema se puede mencionar que es más abierto y transparente que el de las primarias por convención, además de brindar capacidad de decisión a los afiliados ordinarios y los involucra más en los asuntos partidistas. Limita el predominio de las élites partidistas, pero al mismo tiempo puede restar capacidad de decisión a los cuadros más experimentados y que pueden estar en mejores condiciones para tomar la decisión más adecuada. Otra desventaja es que la decisión sólo la toman quienes están formalmente afiliados a un partido político y no sus simpatizantes reales o potenciales que podrían ayudar al partido a tomar una mejor decisión sobre los candidatos más apropiados para una elección. En climas políticos volátiles o polarizados con potenciales riesgos de violencia, es posible que los electores no quieran evidenciar públicamente su preferencia partidista acudiendo a una primaria cerrada.

Las primarias abiertas son aquellas en las que todos los electores registrados de una determinada jurisdicción electoral pueden tomar parte en la elección, independientemente de que sean o no afiliados o simpatizantes de un partido. No se trata de un método común. Los organismos electorales suelen conducir este tipo de elecciones ya que usualmente se requiere el registro de todos aquellos que pueden tomar parte en las elecciones generales. La ventaja de este sistema es que los partidos políticos no necesitan un registro de afiliados completo o actualizado y los electores no tienen que declarar su afiliación. De alguna manera, las primarias abiertas sustraen a los partidos políticos una de sus principales funciones: actuar como reclutadores de sus candidatos. Dado que en las primarias se registra menor participación que en las elecciones generales, también existe un riesgo claro de que el resultado no refleje la opinión de la mayoría de los electores que tomarán parte en las elecciones generales. Toda vez que los simpatizantes de otros partidos también pueden participar en las elecciones abiertas, pudiendo influir negativamente para que obtenga la candidatura alguien con menos posibilidades de ganar en la elección general y favorecer de esa forma al candidato del partido de su preferencia.

 

Segunda vuelta

Segunda vuelta electoral o “balotaje” es el término utilizado para designar la segunda ronda de votación en algunos sistemas de elección a cargos ejecutivos o legislativos. En sentido amplio, consiste en que para llegar al cargo público que corresponda es necesario obtener más de la mitad de los votos emitidos.

Esta institución nace en el siglo XIX, por primera vez en 1852 con la instauración del Segundo Imperio Francés de Napoleón III. Luego se aplica nuevamente en la III República y surge con gran fuerza en la V República a través de la Constitución francesa de 1958. Es una institución electoral paradigmática del derecho electoral y constitucional francés.

En otras palabras, cuando en una elección presidencial ninguno de los candidatos supera un determinado porcentaje de los votos (por lo general mayoría absoluta -51%-), se realiza una segunda votación para decidir entre los dos primeros candidatos. Se trata pues de una eventual etapa del proceso de elección de una autoridad.

 

Los pronósticos

Distintas encuestadoras y analistas políticos coinciden en que el próximo proceso electoral será muy competido y de acuerdo a las preferencias del momento son:

Morena tiene la preferencia electoral y es el rival a vencer.

PAN y PRD buscan la coalición (no le auguran futuro, es más se presentaría desbandada que se refugiaría en Morena).

El PRI apuesta su futuro a candidatos “nuevos” (con poca o nula militancia -resultados de la XXII Asamblea Nacional-) y de coalición.

“Según la intención de voto de los mexicanos en un escenario probable, si el PRI llegara a aliarse con el Partido Verde, Encuentro Social y Nueva Alianza, obtendría un 29% de las preferencias, mientras que el PAN y PRD en alianza obtendrían 29%, Morena en alianza con el PT y Movimiento Ciudadano tendrían un 37% del voto, sin olvidar que un 5% de la población votaría por un algún candidato independiente”, señala el resultado de la encuesta. Fuente encuesta HERAS.

Este ejercicio, elaborado a nivel nacional, indica que el 45% de los mexicanos prefieren que el país sea dirigido por una mujer, además de tener ciertas características como ser una persona madura, que cuente con experiencia política y sin relación cercana con la actual administración.

En síntesis la sociedad Chihuahuense una vez más verá con desaliento como los políticos se reparten el poder y solo en el discurso o con la retórica defienden -a capa y espada- el futuro de la nación.

También te puede interesar: